Vacunación contra la COVID-19
para niños y adolescentes

Recibir una inyección contra la COVID-19 no es peligroso. Puede haber efectos secundarios después de vacunarse, pero los efectos secundarios graves son muy raros. Contraer la enfermedad de COVID-19 es peor, también para los niños.

En Islandia, utilizamos la vacuna de Pfizer/BioNTech para el grupo de edad de 12 a 17 años. Esta vacuna está autorizada para su uso en niños por la Agencia de Control de Medicamentos de Islandia y se ha administrado a niños en muchos países con buenos resultados.

Las vacunas son medicamentos nuevos, pero se han investigado muy bien y se han administrado a millones de adultos y niños bajo una estrecha supervisión.  Los científicos han confirmado que es más seguro vacunarse que contraer la enfermedad de COVID-19, tanto para niños como para adultos. Para cualquier persona que pueda ser vacunada es más probable enfermar gravemente o padecer efectos a largo plazo tras contraer la enfermedad de COVID-19 que tener efectos secundarios graves después de vacunarse. Por lo tanto, se recomienda que todas las personas mayores de 12 años se vacunen. Pronto se aclarará si los niños más pequeños también pueden vacunarse.

Nadie está obligado a vacunarse si no quiere. Es importante hablarlo con los padres/tutores y tomar una decisión juntos sobre si te vas va a vacunar.

¿Cómo se realiza la vacunación?

Mamá, papá u otro adulto que sea legalmente responsable de ti (tutor) debe acompañarte si no has cumplido los 16 años. Quien vaya contigo estará a tu lado todo el tiempo.
Puedes usar el teléfono mientras esperas, pero no está permitido hacer fotos.
La enfermera que venga a ponerte la inyección hablará contigo y te explicará todo lo que va a pasar. La vacuna se inyecta en el brazo a la altura del hombro. Tú decides en qué brazo.
La mayoría de las personas se sientan para recibir la vacuna, pero también puedes pedir que te tumben. Hay un lugar especial para quienes sientan ansiedad o quieran tumbarse. Si ya has recibido antes alguna inyección (vacuna), con esta es lo mismo. La mayoría de las personas no lo consideran doloroso, aunque tal vez un poco incómodo.
La inyección en sí no tarda mucho, pero después hay que esperar 15 minutos porque algunas personas pueden ser alérgicas a la vacuna sin saberlo previamente.
Si te sientes mal antes o después de la inyección, es importante que informes de ello a alguien (por ejemplo, si sientes náuseas, debilidad o mareos; si notas algo raro en la cabeza, boca o garganta o si respiras diferente o te cuesta hacerlo). Hay enfermeras en el lugar que te pueden ayudar.
La vacunación consta de dos dosis en total, y generalmente deben transcurrir 3 semanas entre la primera y la segunda. Es importante recibir ambas inyecciones para que la vacuna sea completamente efectiva. También pueden pasar más de 3 semanas entre una y otra dosis, si conviene.

¿Puedo experimentar efectos secundarios después de vacunarme?

Todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios, las vacunas también. La vacunación está recomendada si la enfermedad contra la que protege es corriente y más peligrosa que la vacuna.  

Efectos secundarios más habituales de la vacuna contra la COVID-19

Malestar en el brazo después de vacunarse
Fiebre
Dolor de cabeza o corporal (dolor de huesos o músculos)
Cansancio durante uno o dos días

Estos efectos secundarios son más corrientes después de la segunda inyección. Si es necesario, puedes tomar analgésicos para sentirte mejor hasta que desaparezcan los efectos secundarios. Aunque puede que te sientas mal mientras los tengas, estos efectos secundarios no son peligrosos.

Efectos secundarios poco frecuentes de esta vacuna son la inflamación de una membrana que rodea el corazón, llamada pericardio, o incluso (más raramente) del corazón mismo. Estos efectos secundarios ocurren con más frecuencia en personas jóvenes que en personas mayores, más en niños que en niñas y generalmente unos 3 o 4 días después de la segunda dosis. También pueden presentarse latidos cardíacos inusuales, dolor en el pecho o respiración rápida, o puede ser incómodo respirar profundamente. Si bien estos efectos secundarios pueden ser incómodos e incluso llegar a asustar, la mayoría de las personas se recuperan totalmente con descanso y analgésicos antiinflamatorios. La recuperación puede tardar algunas semanas.

Se está examinando si los cambios en el ciclo menstrual, tanto en los períodos más ligeros como en los más abundantes, están relacionados con esta vacuna, pero aún no se sabe.

Informa a un adulto en el que confíes si sucede algo después de vacunarte que creas que puede ser un efecto secundario.